Principal Informacion General Instituciones Cartografia Ingreso Correo
Estudios y proyectos
Cultura
Migración
Política
Economía
Medio Ambiente
Documentos de contexto
Circulación restringida
Participantes
Investigadores y Becarios
Enlaces a sitios relacionados
1er. Seminario
1er Seminario del Istmo
Textos sobre el Istmo
El Istmo de Tehuantepec y sus lecturas
Estudios
Estudios terminados
Estudios en proceso

Historia y Cultura>>Breve historiografía ...
 
  indice

2.5 BREVE HISTORIOGRAFÍA DE SAN JUAN JALTEPEC DE CANDAYOC, MUNICIPIO DE COTZOCÓN, MIXE.

Alonso Barros van Hövell

tot Westerflier.

Ésta no es la versión definitiva del presente documento de trabajo. En su estado actual constituye una mera relación cronológica de los documentos de relevancia jurídica que puedan coadyuvar a esclarecer la situación propietaria de Candayoc. Las conclusiones definitivas del autor se darán oportunamente, tras agotar la investigación en curso. Las expresiones vertidas en él constituyen meras tentativas de explicación. A fin de evitar situaciones derivadas de un uso indebido o parcial del documento, se solicita a los que trabajen con él, no citar parte alguna del mismo ni difundir su contenido sin la autorización (o poder) formal y por escrito correspondiente.

I.- Algunos antecedentes del contacto:

La zona de influencia más directa de los Olmeca se extendía por todo el istmo Mexicano. Cada vez cobran mayor fuerza las teorías que remontan al mentado pueblo el origen del complejo Zoque-Mixe-Popoluca. Los estudios lingüísticos han coadyuvado a esclarecer la situación, y el poblamiento territorial actual y remoto del istmo nos dan indicios de una continuidad. No se dispone, sin embargo, de datos arqueológicos contundentes para la zona, particularmente respecto de la cuenca del Río Coatzacoalcos, cuyos afluentes provienen, en importante medida, del territorio Mixe. Existen además, indicios de que la población original de los Agualulcos estuvo vinculada al complejo Mixe Zoque Popoluca. Burgoa, dando excelentes descripciones de la distribución de la población en el istmo, nos refiere la existencia de una doctrina Mixe ‘en la costa del Norte’.

Las redes de ríos y afluentes del Coatzacoalcos y del Papaloapan integraban las rutas de intercambio en una vasta zona, hasta Chiapas y Tabasco, hacia Soconusco; todo lo que es el actual Veracruz, y grandes partes de Oaxaca, hacia Tuxtepec, Tehuantepec y Chimalapas. A la llegada de los españoles los Mexica controlaban en gran medida dichas rutas de navegación istmeñas, con guarniciones en Tuxtepec y Xaltepec (gracias a Moctezuma II). Sumadas a alianzas tardías con los Zapotecos de la zona de Tehuantepec, la notable expansión y dominación comercial Azteca estaba consolidada.

La zona fue sin duda una de gran importancia estratégica. A caballo entre dos cuencas, el Tablón Grande de Xaltepec se dibuja entre Oaxaca y Veracruz, con el último río de la cuenca del Papaloapan hacia el Este1 , por una parte, y el primero de la cuenca del Coatzacoalcos (el río Jaltepec), al extremo Oeste de  la misma cuenca, por otra.

La ciudad pre-hispánica de Xaltepec, cuyas calles ‘de más de una legua’ fueron descritas, abandonadas ya, por Durán, fue un punto neurálgico en los inicios de la colonización española. Ubicada en la confluencia de los ríos Xaltepec y Coatzacoalcos, en un punto perfectamente navegable, fue presa fácil de Gonzalo de Sandoval en 1522. Bajo la jurisdicción de la Provincia de Coatzacoalcos, la opulenta provincia de Xaltepec, con treinta mil tributarios, fue entregada en encomienda al capitán Luis Marín el mismo año. En 1543, Xaltepec producía y tributaba oro, los naturales quejándose del hostigamiento de que eran objeto. La región entera era constantemente asolada por epidemias y rebeliones. La Villa del Espíritu Santo y posteriormente Acayucan fueron reiteradamente sitiadas y asediadas por Mixes y aliados. A lo largo del S. XVI la población disminuyó considerablemente y, a mediados de siglo, los tributarios alcanzaban tan solo a 303.

No por eso dejó de tener importancia estratégica la zona: Cortés hacía subir las anclas para su flota del Pacífico por el río Coatzacoalcos, primero, hasta Utlatepec (Puerto Viejo), lugar situado en las cercanías de la Colonia Cuauhtémoc. Luego, por una vía de navegación aún mejor, el río Sarabia, hasta llegar casi a Petapa, en lugar denominado Puerto Nuevo. El comercio era muy activo, y bajo el control del hacendoso Marqués.

Si a la llegada de los españoles Xaltepec (y tal vez Nanacatepec) estuvo en poder de los Aztecas, tras la revuelta de 1550, aparece como parte de las tierras de los caciques de Jaltepec, Zapotecos vinculados a Santa María Yahuivé, que, por el lado de Choapam y en unión con españoles, lograron expandir sus territorios hacia el istmo.

A pesar de gozar del estatuto de caciques, de licencias y salarios, los de Jaltepec fueron constantemente hostigados, tanto por los Españoles de Coatzacoalcos (compitiendo por los tributos), como por los Mixes, hasta que finalmente desplazaron su asentamiento hacia la margen derecha del río Trinidad, lugar desde el cual finalmente pasaron a su asentamiento actual, San Juan Jaltepec, Yaveo, en el S. XVIII.

La ciudad de Xaltepec, cuyos términos lindaban con los de Acatlán (actualmente en el Municipio de Mazatlán) quedó definitivamente abandonada. Vacante, en 1543 una mitad habría quedado en manos de los Marín, y la otra  en las de la Corona. En esta temprana época, producto de las pugnas entre Cortés y la Primera Audiencia, y luego de los repartimientos de la Segunda, se desarrollaron también conflictos entre los de Coatzacoalcos, primeros conquistadores, y los de Villa Alta y Antequera.

Uno de los puntos álgidos del conflicto era precisamente Xaltepec: numerosas mercedes para haciendas de ganado mayor fueron otorgadas en lo que entonces se llamaba Nanacatepec, Utlatepec, Quetzalapa, Tatahuicapa, Exaltepec (Xaltepec), a importantes personajes del gobierno colonial.

Xaltepec, ya parte de ‘Las Zapotecas’, y sujeto del corregimiento de Nanacatepec, fue dividida en dos, una mitad quedando en lo que hoy es Veracruz, la otra, en el lado de lo que hoy es Oaxaca.

En el lado de Oaxaca, los indios de Tlazoltepec (de la encomienda de Alonso Díaz Carvajal) debían pagar sus tributos en Xaltepec. Poco después, con la creación de la Villa de Santiago de los Valles (Nexapa), Tlazoltepec también fue dividida. Una parte quedó en jurisdicción de Villa Alta, congregada y reducida a Sta. María Suchitepec (hoy Cotzocón), otra en el partido de Nexapa, congregada en Camotlán. Nanacatepec, que también estaba en poder de la Corona, cubría lo que hasta hace relativamente poco (principios del S. XX) eran las tierras de Tutla, Acatlán y Guichicovi, colindantes con las Chimalapas 2 Pasó a depender de Nexapa.

Este resumen intenta dar cuenta de los primeros procesos de fragmentación del territorio del Istmo Mexicano de que se tiene noticia. El populoso reino de Xaltepec fue de los primeros en padecer las epidemias y el abuso desenfrenado de autoridades españolas locales. Guarnición Azteca, fue conquistada tempranamente por Sandoval, probablemente con ayuda de los Zapotecos. En menos de un siglo, la gran ciudad descrita por los cronistas estaba completamente en ruinas. Sus comarcas estaban para ser repartidas. Entre los que pugnarían por su control, por el control de lo que fuera el corazón del istmo, estarían Españoles (religiosos y seglares), Mixes, Zapotecos y Mexicas. Poco a poco fueron entrando hacendados mestizos como el sorprendente presbítero Melchor de Valdés, que entre sus enormes posesiones y numerosos esclavos, contaba su Hacienda de Xaltepec, la que dejó en herencia a los Mixes, al igual que lo hicieron otros curas a través de los siglos.

Las epidemias jugaron asimismo un papel importante, a menudo desarreglando proporciones demográficas negociadas con dificultad a lo largo de siglos. 

Llama la atención que los Mixes hayan logrado sobrellevar las tendencias disgregadoras con mejores resultados que la mayoría de sus vecinos. Un análisis detallado y documentado de una parte de lo que fue Xaltepec, después de estos momentos iniciales en la denominada Mixe Baja, contribuye a entender mejor el proceso:

II.- Historiografía de la posesión originaria:

1592: se le ordena a Juan Bautista Oliver efectuar la congregación del pueblo de Candayoc en Sta. María Suchitepec (pueblo desaparecido).

1660: documentos relativos a la llamada Rebelión de Nexapa refieren que en esa fecha, Candayoc se rehusaba a reconocer la corona de España.

1664: se dicta un decreto del Superior Gobierno de 5 de noviembre de 1664 para que se les amparase en sus tierras 3

1668: se efectúa una primera composición de tierras librada respecto de la ‘Provincia de Candayoc y Solotepeque’ mediante ‘una real providencia impetrada, en que toma posesión el Gobernador Bartolomé Ruiz de la Cruz en nombre de dichos pueblos’.

1709: el 18 de Febrero, Don Fernando Vélez de Arce (Juez subdelegado del Juez Privativo de Tierras y Aguas Don Francisco de Valenzuela y Venegas) confirma ‘ser todas las tierras de los referidos pueblos’.

1712: en México, el 14 de Septiembre, el Oidor decano de la Real Audiencia Don Francisco de Valenzuela y Venegas ‘les admite a composición, se las adjudica, suple y dispensa la falta de Merced que de ella padecen, para que por esta razón, no se les ponga embarazo ni impedimento alguno, ni sean obligados a su exhibición, ni a medidas, ni a entrar en otra composición, guardando y observando sus linderos y no propasándose de ellos digo: ni a sacar confirmación por estar aceptada en el capitulo segundo de la Instrucción de lo resuelto en este negociado por el Real y Supremo Consejo de las Indias, ni a pagar medianata por estar declarado no deberla, en glosa que puso, a caso semejante, el Señor Juez Privativo, que fue de este real derecho, y con la calidad de que todas estas tierras han de ser solo para el uso y aprovechamiento de sus naturales y no las han de poder vender, donar ni enajenar sin conocida y justificada utilidad, licencia del Superior Gobierno’.4

1759: se re-confirma el título en un auto dictado en 27 de Noviembre por el Señor Don Francisco Antonio de Chavarri, Oidor decano de la Real Audiencia, ‘se proveyó una orden de amparo y posesión en favor de los pueblos de Puxmetacán, Candayoc y Osolotepec, por haber cumplido con lo mandado en la Real Cédula de 15 de Octubre de 1754, y por no estar comprendida fuera de ella, dejándoseles en el goce de sus tierras que se declararon no realengas entonces ni en ningún tiempo’. Se confirma de éste modo el dominio de tiempo inmemorial.

 

 

 

1 Actualmente conocido como río de La Trinidad en Oaxaca, el que juntándose al Lalana forma el Río San Juan en Veracruz.

2 Otras fragmentaciones administrativas, muy posteriores, también habrían de influir en la configuración actual del territorio. Por ejemplo, en 1899, Guichicovi dependió de Tehuantepec, Tutla de Juchitán, Cotzocón de Choapam, etc.

3 1664 INDIOS, Vol. 24, Exp. 32. 4 de Noviembre de 1664. Manda al justicia de San Juan Jaltepec, de la jurisdicción de Villa Alta, que ampare a sus naturales por los agravios del gobernador de Santiago Yabeo, Fco. de Montoya.

4 Esta sentencia también fue hecha valer por el C. Miguel Bolaños Cacho en el asunto limítrofe con el vecino Estado de Veracruz.

 

 

 

 

 

 

 
  indice

 


Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social
Unidad Golfo
Xalapa, Veracruz, México