Miércoles, 23 Abril 2014
PDF Imprimir E-mail

Share

El Conejo y el Perro


Datos Generales

Title: El Conejo y el Perro
Clave: 000013
Genero: Narrativo
Subgenero: Cuento
Idioma:
Tema: Ingratitud
Narrador: Rogelio Hernández García
Informante: 34 años
Sexo:
Lugar_nacimiento: Cruz Blanca, Cazones, Ver.
lugar_registro:
Recopilador: Bartolo Ramos García
Adscripcion: Dirección General de Culturas Populares (Unidad Regional Norte de Veracruz)
Puesto: Promotor Cultural
Proyecto: UC MEXUS-CONACYT Grant number CB-07-127
Fuente:
Observaciones:
Imagen
 

Una vez había un perro que en sus tiempos libres se dedicaba a parar trampas para pájaros, pero en una ocasión, paró una trampa en un monte sin imaginarse que la puso en el camino de una culebra, al otro día fue a ver su trampa y se encontró con que había atrapado a una culebra, decidió matarla  con un garrote, pero la culebra le dijo que no la matara, que la dejara ir, por que la trampa estaba en su camino y ella no tuvo la culpa, entonces el perro la bajó de la trampa, una vez que la culebra estuvo fuera de peligro le dijo: -¡Ahora sí­ te voy a comer!-.Pero el perro contestó: -No me comas compadre, primero vamos a ver a mi compadre caballo, si él dice que me comas, me comerás-.
-Bueno-, dijo la culebra.
Cuando el perro llegó al potrero dijo: -Buenos días compadre-; el caballo respondió: -Buenos días, compadre, qué se le ofrece.El perro le dijo: -Fíjese, compadre, yo paré una trampa de pájaros y resulta que cayó esta culebra y me quiere comer ahora, y yo le salvé la vida-.Entonces el caballo contestó: -El que favor hace, que se lo coman-.
Luego el perro fue a ver a su otro compadre, el burro éste respondió lo mismo; de ahí fue a ver a su compadre el  toro.Este, de igual manera le respondió.Los tres compadres que el perro fue a ver para que no se lo comieran, también fueron abandonados por sus dueñoos por hacer favores.
Al final, el perro fue a ver a su compadre el conejo, que tení­a el cargo de juez, el perro llamaba al conejo, pero el conejo no le contestaba al perro, creyendo que se lo iban a comer, pero con tanto grito el conejo contestó, diciéndole: -¿Qué se le ofrece compadre?-.Entonces el perro le dijo: --Mire compadre yo paré una trampa para pájaros, pero atrapé esta culebra; yo la iba a matar con un garrote, pero ella me dijo que no la matara y que la dejara ir; pero una vez ya desatorada me dijo: -Te voy a comer-.Por eso venimos a verte, para ver si me come o no-.Entonces el conejo contestó: -Déjenme consultar mi libro; si dice que te coman, te comerán-.Y el conejo empezó a leer; una vez terminando de leer dijo: -Dice que se debe repetir lo sucedido, para que se compruebe que el camino era de la culebra-.Entonces el perro paró la trampa; una vez atrapada, el conejo le dijo a su compadre perro: -Mátala a garrotazos-.El perro no esperó más y la empezó a garrotear hasta dejarla muerta.Así­ fue como terminó este cuento en donde una culebra quería comer a un perro.El perro y su compadre el conejo fueron a casa a brindar por el triunfo.

 



Archivos transcritos originales:
Texto   PDF

Creado: 25-06-2011 01:38:32
||
Modificado: 22-11-2011 15:01:39  

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar